mama, què fem demà?

Excursiones e ideas para hacer con niños


Deja un comentario

Visita una granja de vacas lecheras en Viu Can Gel!

  • Localidad: Canyamars, Dosrius, comarca del Maresme (Barcelona)
  • Web y Facebook.
  • Dirección: Veïnat Rimblas, 1, Canyamars, Dosrius (Barcelona). ¿Cómo llegar? (Google Maps) y croquis de cómo llegar. El último tramo es un camino de tierra.
  • Reservas: es imprescindible hacer reserva previa a través del teléfono (600437181) o rellenando este formulario.
  • Horarios:  abren las instalaciones de 10:30 a 14h. Las visitas guiadas se realizan los fines de semana y festivos a las 11h y tienen una duración de 1 hora y 45 minutos. En agosto abren todos los días excepto el jueves y las visitas guiadas son a las 11h y a las 17:30h. El resto de días se debe concertar la visita. También abren en Semana Santa.
  • Tarifas: 7€ para los adultos (a partir de 12 años). 3€ para los niños de 3 a 11 años. La entrada es gratuita para los menores de 3 años. Con el carnet de Super3 los niños tienen la entrada libre. No se permite pagar con tarjeta de crédito,
  • Servicios: una pequeña tienda (la estaban haciendo cuando fuimos), parque infantil y mesas de picnic. Los lavabos tienen cambiador.
  • Normas: prohibida la entrada a animales (excepto perros lazarillo) y beber/comer en la visita.

 

viu_can_gel00

La granja de vacas lecheras Can Gel está en la localidad de Canyamars, que pertenece a Dosrius de la comarca del Maresme. Es un buen plan para el fin de semana, muy cercano a Barcelona y además los Super tienen la entrada gratis.

Se debe reservar con anterioridad, para aseguraros de tener plaza y no desplazaros en balde. Las visitas son siempre guiadas y empiezan a las 11h, aunque podemos entrar a las instalaciones a las 10:30h para ir comprando las entradas, desayunar en las mesas de picnic o para que los niños jueguen un rato a ser granjeros.

En la visita se recorre toda la explotación. Se empieza en la recepción donde hay unos paneles informativos que explican la historia de Can Gel, el ciclo de la vaca lechera, el origen de la raza… La guía nos explica qué tipo de vacas hay en la granja, que comen, cuanta leche producen cada día, etc. La explicación es muy amena y hacen participar a los niños para que estén bien atentos.

viu_can_gel06

Acto seguido vamos a un mirador a ver la nave principal de vacas lecheras. En este momento ya nadie escucha a la guía porque los niños andan como locos mirando las vacas! Nos explica que hay dos vacas que son de color distinto al resto y que tienen nombre propio. Todos los niños empiezan a buscarlas!

viu_can_gel02

Desde este mirador también vemos la sala de ordeño, donde permite ordeñar 20 vacas a la vez en tan solo 10 minutos por vaca.

viu_can_gel07

Después de ver las vacas, visualizamos un pequeño vídeo en el Aula. Tras aprender más cosas sobre este granja, nos dirigimos a la nave principal a dar de comer a las vacas.

viu_can_gel01

La parte que más gustó a los niños es la Nursery, dónde dan el biberón a las terneras pequeñas, que tienen menos de cinco meses. Se acaban el biberón en su santiamén!

viu_can_gel10

En la nave antigua volvemos a dar de comer a las vacas, pero a aquellas que no son ni bebés ni producen leche, es decir, las vacas jóvenes. También están las que están embarazadas. Tienen buen saque, porque los niños no paraban de darle forraje una y otra vez.

Justo al lado hay una mini granja, con un caballo, pony, cabritas, etc.

viu_can_gel11

En la sala de partos pudimos ver a muchas vacas embarazadas y madres con sus terneros recién nacidos. Nos explicaron que en una ocasión tuvieron que parar la visita porque una vaca se había puesto de parto!

viu_can_gel14

Para finalizar, abren la valla de las vacas lecheras y las llevan por un camino para que vayan a pastar libremente. Es una de las condiciones que puso Pastoret, que son quienes reciben la leche para hacer sus deliciosos yogures.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cómo recuerdo de la visita, los niños se pueden llevar un dibujo de una vaca para colorear. Es una visita muy recomendable, tanto para niños cómo para adultos. Mi hijo de ocho años se lo pasó en grande.

Otras actividades y excursiones cercanas:


1 comentario

Gengenbach, escenario de la película Charlie y la fábrica de chocolate

Gengenbach es una pueblo de la Selva Negra alemana y pertenece al estado de Baden-Wurtemberg. Fue uno de los pueblecitos que visitamos en nuestras vacaciones de verano por Alemania. Sus principales atractivos son el pintoresco centro histórico de estilo medieval (escenario de la película Charlie y la fábrica de chocolate)el jardín de flores de la iglesia y el parque con un estanque y animales.

gengenbach00

Se entra al pueblo a través de dos puertas con una torre, que pertenecían a la antigua muralla. Son las puertas de Kinzig y Torre Obertorturm. Está muy bien cuidado para ser de origen medieval: casas con entramados, suelos adoquinados, maceteros repletos de flores…

gengenbach03

Podemos subir a un balcón que hay en la Torre Obertorturm.

En la plaza principal está el Ayuntamiento del s. XVIII. Es famoso porque es un calendario de adviento. Tiene 24 ventanas y cada día abren una hasta que llegan a Nochebuena. Por lo que imagino que debe ser muy bonito ir en época navideña.

gengenbach01

Sin duda las calles más bonitas son las Höllengasse y Engelgasse. Ambas calles son peatonales y de una tranquilidad absoluta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tim Burton escogió este pueblo para ser el escenario de una de las escenas de la película Charlie y la fábrica de chocolate. En concreto aparece cuando sale el niño alemán y encuentra el billete dorado.

gengenbach02

Vistas de la calle principal desde la Torre Obertorturm.

gengenbach08

Para comer, os recomiendo ir a una plaza dónde encontraréis varios restaurantes. Está en la calle Hauptstraße, justo donde está la oficina de turismo. Al no haber coches, es perfecto para que los niños puedan corretear mientras acabáis de comer. Además disponen de carta de vinos de la región de Baden.

gengenbach09

La Iglesia barroca de Santa Maria está al lado de un monasterio benedictino y tiene la torre más alta de Gengenbach.

gengenbach24

Por detrás de la iglesia , tenemos acceso al Kräutergarten, un jardín precioso de hierbas medicinales y de gran variedad de flores. Hay rincones muy bonitos y merece la pena visitarlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al salir del jardín, podemos ver parte de la muralla medieval que transcurre al lado de un riachuelo.

gengenbach25

Prälatenturm.

Para nuestra sorpresa y satisfacción, vamos a parar a un estupendo parque, con varias zonas infantiles.

El parque es muy grande, con grandes extensiones de césped y bonitos rincones donde descansar. Sin duda, lo que más le gusto a mi hijo, ya que descubrimos que al final del parque hay una mini granja con gallinas, cabras, un emú, etc y un precioso estanque con patos y tortugas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde el  parte podemos ver los viñedos, ya que la viticultura tiene una larga tradición en Gengenbach.

gengenbach12

 

Más lugares para visitar en Gengenbach:

Otras actividades o lugares para visitar en la Selva Negra:


Deja un comentario

La Ruta del Ferro i del Carbó en bicicleta: de Ripoll a Sant Joan de les Abadesses

rutaferro3

Fuente: http://cat.fundaciomap.org/ruta-del-ferro/

 


La Ruta del Ferro i del Carbó es un sendero donde antiguamente pasaba el tren y que hoy en día se puede realizar a pie, en bicicleta e incluso en patines. Se inicia en Ripoll, pasa por Sant Joan de les Abadesses y finaliza en las antiguas minas de carbón de Ogassa. Es una de las llamadas Vies Verdes de Girona y es ideal para realizarla en bicicleta con niños gracias al poco desnivel que tiene la ruta.

ruta_del_ferro00

La ruta empieza (o finaliza) en el CAT Can Guetes, que es el Centre d’Acollida Turística de Ripoll.

Vosotros debéis decidir dónde empezar: en Ripoll, en Sant Joan de les Abadesses o en Ogassa. Nuestra elección fue Ripoll, ya que aunque la ruta tan solo tiene un 1% de desnivel, de Ripoll a Sant Joan de les Abadesses es subida y preferimos hacer la parte más pesada al principio para luego bajar con más facilidad. En este centro podéis aparcar el coche (hay 6 plazas para autocaravanas), alquilar bicicletas y burricletas (bicis eléctricas) y también hay un bar-restaurante que ofrecen comer de menú al mediodía.

ruta_del_ferro02

ruta_del_ferro01

Hay mesas de picnic justo detrás del CAT Can Guetes.

Os recomiendo reservar de antemano las bicicletas para no quedaros sin. Junto con la bicicleta, te dejan un candado por si la tienes que atar.

La ruta empieza justo detrás del CAT Can Guetes. Debemos ir por un camino al lado de la carretera, pero en pocos metros la cruzamos y nos adentramos por un precioso sendero rodeado de vegetación con el río Ter justo al lado.

ruta_del_ferro18

El río nos acompañará al principio de la ruta.

El camino no presenta ninguna dificultad porque está asfaltado. En algunos tramos el firme está más estropeado, pero por norma general todo la ruta está en perfectas condiciones.

ruta_del_ferro03

A pocos kilómetros de Ripoll, hay una zona con mesas de picnic y un parque para hacer gimnasia.

ruta_del_ferro19

Hay bancos y papeleras en todo el trayecto.

ruta_del_ferro14

Se pasa por un par de túneles y algún que otro puente.

La ruta sigue el antiguo trazado del ferrocarril, que llevaba carbón desde las minas de Ogassa hasta Ripoll.  Las minas cerraron en 1967 pero el tramo funcionó hasta el año de su centenario, en 1980.

Pasamos por campos, bosques, masías y casas rurales. Veremos algunos caballos y muchísimas vacas pastando.

ruta_del_ferro15

ruta_del_ferro13

Los cruces por la carretera están bien indicados. También se indica los kilómetros, para hacernos una idea de lo que nos queda por recorrer.

A la mitad del camino se puede visitar el Pantà del Cal Gat. Se accede a través del club de tenis.

ruta_del_ferro07

El club de tenis tiene un bar con una terraza, ideal para hacer un descanso y reponer fuerzas.

Hay una caseta de madera para observar las aves, pero nosotros no vimos ni una. Si se sigue por el camino que bordea el pantano, se llega hasta un mirador interpretativo del bosque de ribera.

El tramo más cercano a Ripoll es el más sombrío y donde vimos la única fuente. Luego ya no hay prácticamente sombra. Tenedlo en cuenta si realizáis la ruta en verano.

ruta_del_ferro16

Después de 4 kilómetros más, se llega a Sant Joan de les Abadesses.

ruta_del_ferro12

Vistas desde la ruta del ferro.

Se pasa por la antigua estación de Sant Joan de les Abadesses, que ahora es un bar-restaurante.

ruta_del_ferro10

Aquí están las únicas vías que han sobrevivido.

Es un espacio muy grande y bonito, con un parque infantil, un campo de fútbol, mesas de picnic y el Albergue Ruta del Ferro. En este albergue también alquilan bicis. Aquí estuvimos un buen rato para descansar, aunque mi hijo descansó poco porque se unió a jugar un partido de fútbol con otros niños 🙂

ruta_del_ferro09

ruta_del_ferro08

Hay más mesas de picnic al lado del albergue.

Si se quiere alargar la ruta, se sigue por el camino hasta Ogassa, pasando por el Gorg de la Malatosca, que también visitamos pero a pié.  Son 4 kilómetros más y el desnivel aumenta, por eso decidimos no llegar al final. También se puede llegar hasta Olot por dos caminos distintos (unos 22 kilómetros más). En este PDF tenéis toda la información.

ruta_del_ferro11

Al final del albergue se enlaza con la vía verde que va hacia Olot y se continúa hacia Ogassa.

La vuelta es por el mismo camino. No nos paramos en ningún momento (yo si para hacer fotos :)) y en tan solo media hora llegamos.

Comimos en Ripoll y dimos una pequeña vuelta por su núcleo, con la intención de volver en otra ocasión y visitar el impresionante monasterio de Santa Maria de Ripoll.

ruta_del_ferro17

Lugares y actividades cercanas:


1 comentario

Camí de ronda de Sant Antoni de Calonge a la Playa de Can Cristus

  • Localidad: Sant Antoni de Calonge, Baix Empordà (Girona)
  • Distancia: 6 Km.
  • Tiempo: 1h 40′
  • Ruta no circular.
  • Wikiloc.
  • Dificultad: media
  • PDF con más información del camí de ronda.

La Costa Brava tiene muchas excursiones por los caminos de ronda (camí de ronda) que nos lleva a preciosas calas de agua cristalina. Una de ellas es la que va de Sant Antoni de Calonge hasta la Playa de Can Cristus. Es una excursión ideal para ir con niños porque es muy entretenida y sobretodo por si el premio final es quedarte en una cala y darte un chapuzón.

cami_ronda_calonge00

El camino empieza en el paseo marítimo de Sant Antoni de Calonge, dirección Platja d’Aro. Es un paseo marítimo muy largo y bien cuidado, con maceteros y jardineras repletas de flores.

cami_ronda_calonge01

Hay varios parques infantiles a lo largo del paseo.

El punto de partida es la Torre Valentina del siglo XVI. Es una torre medieval que se construyó para defenderse de los piratas. Debajo de ella hay un bar con terraza.

Justo delante de la torre está la Cala del Racó de las Dones, dónde las mujeres se bañaban separadas de los hombres. Estos también tenían su propia playa, la Cala del Racó dels Homes. En la Cala del Racó de les Dones hay un búnquer de la Guerra Civil. pero pasa totalmente desapercibido.

La próxima cala es la llamada la Cala dels Capellans, donde se bañaban los curas. Todas estas calas no tienen arena para poderse estirarse.

cami_ronda_calonge02

cami_ronda_calonge04

Bonitas vistas de la bahía, con Palamós al fondo.

En varios puntos del camino veremos bancos y papeleras. En general el camino está bastante bien cuidado. Tan solo deberemos estar atentos a las escaleras que suben y bajan y la preocupación de no resbalarnos por ellas. Por eso esta ruta la considero de dificultad media. Evidentemente, esta ruta no se puede hacer con carritos de bebé.

cami_ronda_calonge03

Veréis que hay marcas rojos y blancas, del GR92.

A lo lejos vemos la Torre dels Perpinyà. Es una torre de “reciente” construcción, aunque parezca que sea medieval. Debajo está la Cala de l’Embarcador.

cami_ronda_calonge05

cami_ronda_calonge06

Un bonito balcón en la Costa Brava.

Pasamos por la Cala Gran y la Cala Roca dels Musclos.  Se llama así por tener muchos mejillones en sus rocas.

cami_ronda_calonge07

Vemos a gente haciendo paddle surf.

Pasamos por un curiosa “calle” entre edificios:

cami_ronda_calonge08

La cala de Roques Planes es la más original de todas. Debido a la erosión del mar, las enormes piedras tienen formas redondeadas.

cami_ronda_calonge10

cami_ronda_calonge09

Las algas verdes dan un aspecto mágico, como si fuera un escenario de un cuento.

La Cala de la Roca del Paller tiene muchas rocas, ideales para aquellos que les guste mirar bajo el mar y ver peces. Si vais con niños, quizás es recomendable que lleven calzado de goma para poder explorar las rocas.

cami_ronda_calonge12

cami_ronda_calonge11

Esta cala no dispone de ningún servicio.

Pasamos por la pequeña Cala dels Esculls.

cami_ronda_calonge13

Y desde la Cala del Forn, se pasa por un pequeño túnel que lleva a la playa de Can Cristus.

cami_ronda_calonge14

La playa de Can Cristus es la más grande de todas las que hemos visto. Hay dos campings: Camping Treumal y Camping Cala Gogo.

cami_ronda_calonge15

Esta playa dispone de todo tipo de servicios: duchas, lavabos, vigilancia, aparcamiento, papeleras, chiringuito…

En este punto damos por finalizada la excursión y volvemos por el mismo camino. Si lo que queremos es alargar la excursión, lo podemos hacer por los dos extremos:

No iros sin visitar el paseo marítimo de Sant Antoni de Calonge. Tiene unos rincones preciosos:

 

Lugares y actividades cercanas:


2 comentarios

Múnich, mucho más que cerveza

Lo confieso: fui a Múnich y no probé ni una cerveza. Pero tengo excusa porque no me gusta. Y ni hace falta. Múnich tiene muchos más atractivos que la cerveza y la archiconocida Oktoberfest. En esta entrada te mostramos los lugares que visitamos.

munich00

En nuestras vacaciones por Alemania, reservamos un día entero para conocer la capital de Baviera. Tiene tanto por ver que nos dejamos muchos sitios por visitar. El centro de Múnich no es muy grande y lo recorrimos todo a pie, aunque siempre podéis hacer uso del Metro.

Aparcamos en un parking, porque ya en Ulm dimos unas cuantas vueltas y al final tuvimos que claudicar y entrar en un parking de pago. En Múnich ni lo intentamos. Llegamos en coche a la antigua puerta llamada Karlstor y aparcamos en el parking de un lujoso centro comercial.

Hay tres antiguas puertas que aun se conservan: Isartor, Sendlinger Tor y Karlstor. Son de origen medieval y tenían como función proteger la ciudad.

munich08

En la puerta Karlstor empezó nuestra ruta.

Si seguimos todo recto por la calle Neuhauser llegamos a uno de los principales atractivos de Múnich, la Marienplatz. Esta calle hay muchísimas tiendas y puestos de fruta.

munich01

Nuestro principal objetivo era llegar a la Marienplatz antes de las 12h. ¿Y porqué? Pues por que no nos queríamos perder el carillón de las 12. La Marienplatz es la plaza del Neues Rathaus, nuevo Ayuntamiento. Este edificio, de estilo neogótico, es famoso por su  Glockenspiel (carillón) que suena a las 11 y a las 12. En verano también suena a las 17h. Al otro extremo de la plaza está el viejo Ayuntamiento (Altes Rathaus) que alberga el Museo del Juguete.

munich19

El reloj de campana tiene más de 100 años. Las 32 figuras del carillón son de tamaño natural y recrean acontecimientos históricos bávaros.

Si queréis tener buenas vistas del Ayuntamiento, tenéis dos opciones: subir los 302 escalones de la iglesia Alte Peter, el edificio más antiguo de la ciudad. O bien ir al Cafe Glockenspiel, situado en el último piso del número 28 de esta plaza. Es esta plaza también está la Oficina de Turismo (enlace el inglés).

Después del carillón, fuimos al Viktualienmarkt a comer. No os podéis perder este mercado, repleto de puestos de fruta, verduras, setas, quesos, mermeladas…

munich02

Y además hay una cerveceria al aire libre (llamadas Biergarten) que existe desde 1807. Alrededor de las mesas que veis en la foto, hay muchos puestos de comida. Nosotros nos decantamos, como no, por las salchichas. Las mesas estaban a reventar pero encontramos un puesto del mercado vacío donde comer la mar de a gusto. Es curioso ver que en Alemania la salchicha sobresale del pan. En España es al revés, hay más pan que salchicha. Y el gusto, pues, no tiene nada que ver. Están muchos más buenas en Alemania!

munich18

munich17

Vistas del Neues Rathaus y del Altes Rathaus

Después de comer nos dirigimos a conocer la cervecería más emblemática de Múnich: Hofbräuhaus. Además de cerveza, también podréis comer. Las pinturas de sus paredes son preciosas, las camareras van con el traje regional y a veces hay música en directo.  Su origen se remonta a 1589, cuando era una fábrica de cerveza.

munich16

Hay mesas reservadas para los clientes habituales, muchos de ellos vestidos con el traje regional. En un armario pueden guardar su propia jarra de cerveza.

También es de interés visitarla por su carga histórica: era un lugar de reunión de la clase política y fue testigo de varios discursos de Hitler. Los lazos del techo recuerdan a una esvástica, que quizás fueron tapadas posteriormente…

munich06

Esta cervecería es un lugar muy turístico.

Siguiendo con el pasado horroroso que sufrió esta ciudad, visitamos el Odeonsplatz y la calle Viscardigasse. En la plaza Odeonsplatz se acabó el intento de golpe de estado de Hitler, en el que murieron 16 simpatizantes del partido nazi. En su honor se construyó un altar en el Feldherrnhalle. Todas las personas que pasaban por delante de este altar estaban obligadas a saludar con el saludo nazi. Para evitarlo, las personas contrarias al régimen se desviaban por la calle Viscardigasse.

munich07

Odeonsplatz

munich09

Calle Viscardigasse

En esta misma plaza, nos dimos de cuenta del gran aparcamiento de bicicletas que hay a la salida del metro. Y es que gran cantidad de muniqueses van en este medio de transporte, gracias a sus más de 1.200 kilómetros de carril bici.

munich12

Hay una pequeña estación para inflar las ruedas.

Uno de las cosas que más nos gustó de Múnich fue ver a los surfistas urbanos. Están en la calle Prinzregentrestrasse, en un puente de un extremo del parque Englischer Garten.

munich15

Hay muchísima gente y es que parece como si su movimiento te hipnotizara y no pudieras dejar de mirarlos. Pasamos bastante rato, de hecho mi hijo no se quería ir y se hubiera quedado toda la tarde :).

munich04

Una bici con un soporte para llevar la tabla.

Este río es artificial y por supuesto que la ola también lo es. Hay una plataforma justo debajo del puente que hace que se generen las olas.

munich20

El Englischer Garten (jardín inglés) es enorme. No pudimos verlo todo porque mi hijo ya estaba cansado de tanto caminar. Quizás la mejor manera de verlo es alquilar una bicicleta. Es uno de los mayores parques urbanos de Europa y tiene la Chinesischer Turn, la cervecería al aire libre más antigua de Múnich, nada menos que de 1791.

munich13

En el río vimos a mucha gente bañándose y como si de una playa se tratara, cantidad de grupos de chavales tomando el sol. Y alguna que otra familia practicando el nudismo. Y es que aquí es de lo más normal.

munich10

El parque es infinito y como vimos que era imposible visitarlo todo, dimos media vuelta y nos sentamos en este biergarten, donde habían unas estupendas hamacas y un parque infantil justo delante.

munich05

En los biergarten se permite llevar tu propia comida siempre y cuando consumas la bebida.

Ya de vuelta al centro, pasamos por la catedral de Múnich (Frauenkirche), dónde detrás hay otro lugar donde dar un respiro a nuestros pies.

munich03

Nos despedimos de Múnich comiendo un enorme Pretzel, típico bollo salado.

munich11

Más lugares para visitar con niños en Múnich:

Información útil:


Deja un comentario

El Mamut del Parc de la Ciutadella

El Mamut, símbolo indiscutible del parque más conocido de Barcelona. No podía faltar en la lista de parques a los que visitar con mi hijo. Lo conocí yo de pequeña y ahora le toca a él.

parc_ciutadella00

Fue el primer parque público de la ciudad, inaugurado en 1881 y que acogió en 1888 la Exposición Universal de Barcelona. Es el parque urbano más grande de Barcelona seguido de Montjuïc. Se llama así porque Felipe V, cuando ganó la guerra de sucesión en 1714, se construyó una ciudadela militar. Hoy aun se conservan tres edificios de aquella época: la Parroquia Castrense, el palacio del gobernador (actual instituto de secundaria IES Verdaguer) y el arsenal, actual sede del Parlament de Catalunya.

parc_ciutadella04

parc_ciutadella06

De la Exposición Universal, se conserva el Castell dels Tres Dragons, edificio modernista y que aloja el Laboratori de Natura. Este museo acoge las colecciones de zoología y próximamente acogerá las de geología del Museu Martotell, que también está en el Parc de la Ciutadella.

parc_ciutadella16

Es un sitio habitual de runners, parejas de enamorados, turistas, familias comiendo de picnic… También es una buena opción visitarlo después de ir al Zoo de Barcelona, que está justamente al lado.

parc_ciutadella15

Hay varios accesos. Nosotros entramos por la puerta que hay bajando por el Arco de Triunfo.

parc_ciutadella07

 

La cascada monumental es el punto neurálgico del parque. Encontraréis un bar con terraza y lavabos. A banda y banda de la cascada hay escaleras por las que subir y ver el parque desde otra perspectiva.

parc_ciutadella17

parc_ciutadella12

parc_ciutadella11

Delante de la cascada hay una glorieta, dónde es habitual encontrar a músicos o gente bailando swing los domingos. Se llama glorieta de la transexual Sonia, como homenaje a su muerte en 1991 por un grupo de “skins”.

parc_ciutadella13

 

Tiene muchas especies vegetales y es un museo al aire libre por la cantidad de esculturas que hay. Una de las más conocidas es la Dama del Paraguas, pero se me olvidó hacerle una foto!

parc_ciutadella01

 

Otro de los alicientes de este parque son las barcas. Veremos familias de patitos y alguna que otra tortuga.

parc_ciutadella02

parc_ciutadella08

 

Al lado del lago y de la cascada está el Mamut, que fue construido en 1907. Cuantos niños habrá visto desde entonces!!

parc_ciutadella10

Se ve que debía formar parte de una serie de réplicas de animales prehistóricos, pero finalmente sólo se realizó el mamut. Fue la primera escultura realizada en hormigón armado en Barcelona.

parc_ciutadella09

Hay varios parques infantiles, uno de ellos con mesas de picnic:

parc_ciutadella14

Hay otro al lado de la Parroquia Castrense:

parc_ciutadella05

Y la mejor de todas es el Espai Lúdic Ambiental per a Famílies LaLudo, espacio pensado para niños de 0 a 5 años, que con materiales reciclados podrán jugar, correr y pasárselo en grande. demás organizan actividades. Desde su web de Facebook las podéis consultar.

parc_ciutadella03

Se realizan varias actividades, como por ejemplo una feria de food-trucks que realizan en septiembre en las fiestas de la Mercè o la Fira de la Terra que se celebra en abril. El fin de semana del 27 al 28 de mayo harán el Festival de la Ciència, la Tecnologia i la Innovació “Novum”. 

Datos útiles:

  • Dirección: Passeig de Picasso, 21. ¿Cómo llegar? Lo más recomendable es ir en transporte público. Es prácticamente imposible aparcar sin pagar.
  • Horario: de 10 a 22:30
  • Equipamientos: área para perros, mesas de ping-pong, mesas de picnic, una pequeña cancha de básquet, parques infantiles, lago con barcas, Zoo de Barcelona, Museu MartorellLaboratori de Natura, Institut Verdaguer de educación secundaria y Parroquia Castrense.
  • Precios de las barcas: 2 personas media hora, 6€. 3 personas, 9€.
  • Instalaciones: muchos bancos para sentarse y dos bares con lavabos.
  • Podemos ir en bicicleta. Por los alrededores del parque se pueden alquilar.
  • Se permite la entrada de perros atados.

 


Deja un comentario

Ulm, donde tocamos el cielo

Después de visitar Blaubeuren, fuimos a Ulm. Ese día era festivo en el estado vecino de Baviera, por lo que creo que encontramos la ciudad un poco más masificada que lo habitual, sobretodo en la zona comercial. No encontramos aparcamiento por lo que tuvimos que aparcar en un parking de pago.
ULM00
Los atractivos de Ulm son los siguientes: es la ciudad natal de Albert Einstein, posee la catedral más alta del mundo, el barrio de pescadores, el Danubio y los gorriones. Pero vamos por partes.
Lo primero que hicimos es situarnos y buscar el punto más alto, la catedral, que además es la más alta del mundo. A partir de ahí, visitamos la plaza del mercado, pequeña pero bonita, y el ayuntamiento (Rathaus) con una fachada muy antigua y que tiene un reloj astronómico medieval. El edificio en forma de pirámide es una biblioteca. Desde la catedral contrasta mucho la modernidad de la biblioteca con el resto de edificios tan antiguos. A mi hijo le hizo especialmente gracia la escultura del Perro Rojo de Keith Haring. Ese año habían trabajo este artista en clase y le hizo mucho ilusión verla.
ulm17
ulm10
Por varios lugares de Ulm veréis esculturas de gorriones. Es la mascota de la ciudad. Dicen que cuando estaban construyendo la catedral, hubo un gorrión que ayudó a los constructores a construir la torre.
ulm01
El barrio de pescadores y curtidores, junto con la catedral, es lo que más me gustó de Ulm. Es un barrio medieval, con rincones muy bonitos gracias a sus casas, perfectamente cuidadas, y al río Blau.
ulm14
Es un buen lugar para perderos por sus callejuelas y comer en alguno de sus restaurantes.
ulm15
Una de los restaurantes más característicos es Zur Forelle, que desde 1626 ofrece típica comida suaba. Forelle significa trucha, que es la especialidad de la casa.
ulm16
En el barrio de pescadores también encontraremos la Schiefes Haus. Es la casa más torcida del mundo, según el Libros Guinnes. Desde 1995 es un hotel.
ulm13
Hacia el final del barrio de pescadores, casi tocando el río Danubio, nos encontramos esta parque para descansar un poco y que mi hijo jugara un rato antes de ir a la catedral.
ulm08
La catedral (Münster) es realmente impresionante. Tiene una altura 161,5 metros. Si no tienes vértigo o tu forma física no te lo impide, te recomiendo que subas sus 768 escalones en espiral para ver las mejores vistas de Ulm. Nosotros así lo hicimos, aunque debo decir que mi hijo de 7 años se plantó en el último tramo y dijo que ya no subía más escalones :).  Para subir, hay unas máquinas expendedoras donde tu mismo puedes sacar el ticket. La entrada cuesta 5€, menores de 17 años 3,5€ y existe un billete familiar por 14€.
ulm05
Las escaleras son en espiral, muy estrechas.
ulm06
En algún tramo tienes que pararte y dejar que bajen. Y si la persona que baja es algo gruesa, toca pegarte a la pared tanto como puedas. Al principio es un poco claustrofóbico porque no hay ventanas, pero a medida que vas ganando altura, ya puedes ver el exterior. A varios sitios dónde hay suelo, es decir, un piso. En uno de ellos se ve la maquinaria de las campanas.
ulm04
A medida que vas subiendo, piensas que queda poco, pero no, las escaleras continúan. ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿Tocaremos el cielo?
ulm03
La catedral es luterana, aunque empezó siendo católica. Otra curiosidad es que aunque le llamen catedral, en ella nunca ha vivido un obispo.
ulm09
Las vistas son impresionantes: los tejados marrones de los edificios, el Danubio… Incluso dicen que en días claros se ven los Alpes. El último tramo es aun más estrecho que los anteriores. Y cuando llegas al final, es aun más estrecho. Para una persona alta y corpulente, la sensación de opresión debe ser mayor de la que yo sentí. Pero no os preocupéis, las vistas compensan la subida!!
ulm02
ulm07
El Danubio es otro de los puntos fuertes de Ulm. Este precioso río atraviesa la ciudad en dos. De hecho hay dos Ulms: la Ulm histórica y la parte nueva llamada Neu-Ulm. Pasear por la orilla del río es una delicia. Tiene carril bici, muchas zonas verdes donde descansar y la posibilidad de subir a un barco. Nosotros estuvimos un rato sentados en el césped.
ulm12
Desde el paseo y mirando hacia las antiguas murallas, vemos las fachadas de los preciosos edificios, así como la biblioteca-pirámide, la torre de los carniceros y como no, la catedral.
ulm11
Y este fue nuestro recorrido por Ulm. También podéis visitar el Zoológico ubicado en el parque Tiergarten, el Castillo de Ulm y el Parque alter friedhof. En esta web encontraréis toda la información turística sobre Ulm
La Oficina de Turismo está en la plaza de la catedral, en un pintoresco edificio. Ahí podéis comprar la UlmCard, una tarjeta con descuentos para acceder a museos, visitas guiadas y transportes.